El dinero puede comprar lujos, pero no los momentos que el corazón atesora

El dinero puede comprar lujos, pero no los momentos que el corazón atesora

Explicación

Esta frase enfatiza la distinción entre las posesiones materiales y las experiencias emocionales que verdaderamente enriquecen nuestra vida. Aunque el dinero puede proporcionarnos comodidades y lujos, los momentos preciosos con seres queridos son los que realmente llenan el espíritu y crean recuerdos perdurables.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *